Hoy

Y si, nuestros tuits también contaminan el ambiente

No hay comentarios | Publicado el miércoles 29 de julio

Todo lo que hacemos en nuestras vidas genera algún nivel de contaminación. Todo. Y el uso de las redes sociales, también.

Las actividades virtuales implican un gasto de energía que se traduce en emisiones de dióxido de carbono (CO2) que dañan el ambiente. Este fenómeno se conoce como contaminación digital. Su fenómeno se debe a que la red hace uso de una infraestructura física (cables, antenas, bases de datos y equipos de soporte técnico, entre otros). Todo ese aparataje requiere electricidad para funcionar; electricidad que contamina. Aunque el daño por la actividad individual es minúsculo, la situación se agrava al cobrar conciencia de que son millones las personas que hacen uso de dispositivos digitales.

El estudio de nuestro «daño»

Una investigación del grupo de expertos en el cambio climático The Shift Project informó que más del 4% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero se generan por las tecnologías de la comunicación. En ese sentido, hace un año, la Organización Meteorológica Mundial reveló que en el 2018 estos gases tan dañinos que impactan en el ambiente (el CO2, el principal) alcanzaron una concentración histórica.

Ya en 2015, el estudio «On global electricity usage of communication technology: Trends to 2030» ponía blanco sobre negro acerca de la contaminación media el uso de tecnología en línea. «Para el peor de los casos, las tecnologías de la comunicación (TC) podría usar hasta el 51 por ciento de la electricidad global en 2030. Esto sucederá si no es posible una mejora suficiente en la eficiencia eléctrica de las redes de acceso inalámbrico y las redes de acceso fijo/centros de datos». Aquella investigación también advertía sobre otras consecuencias para el ambiente. «En el peor de los casos, que el uso de electricidad TC podría contribuir hasta el 23 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero emitidas a nivel mundial en 2030».

La energía del mundo digital

  • Gift: 110 vatios por segundo en Facebook y 199 vatios por segundo en Twitter.
  • Mensaje de 280 caracteres: 82 vatios por segundo en Facebook y 177 vatios por segundo en Twitter.
  • Imagen: 83 vatios por segundo en Facebook y 144 vatios por segundo en Twitter.
  • Emoticón: 78 vatios por segundo en Facebook y 141 vatios por segundo en Twitter.
  • Google usando Chrome como navegador: 2,220 vatios por segundo.

Estos datos fueron aportados por el sitio Milenio, de acuerdo con una investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Combatiendo nuestra contaminación digital

Finalmente, van algunos consejos para reducir nuestra contaminación mediante el uso de tecnología en línea:

  • Limpiar periódicamente la bandeja de entrada y otros lugares de almacenamiento de correos o información que ya no es requerida.
  • Ajustar el número de publicaciones que se comparten en las redes sociales solo a aspectos vitales.
  • Eliminar suscripciones, boletines, fuentes de spam, cadenas y otros aspectos virtuales que pueden verse como basura.
  • Y también evitar enviar este tipo de contenidos.
  • Limpiar los dispositivos (fijos y móviles) de elementos innecesarios, por ejemplo: fotos, mensajes antiguos, videos, memes, stickers, entre otros.