Hoy

El apellido Milei, entre los más influyentes de la política mundial en las redes sociales

No hay comentarios | Publicado el domingo 18 de febrero

por Diego Corbalán

El apellido “Milei” va ganando su lugar en el  mundo digital.

La personalidad del presidente argentino es el atractivo político del momento en numerosos países.

Las visitas recientes del mandatario argentino a Israel e Italia fueron apenas una muestra de este interés.

Pero no sólo atrae la personalidad de Javier Milei.

Es su discurso “anti casta”, en contra de lo que considera los privilegios de los que goza la dirigencia política de la Argentina y del mundo.

El mandatario argentino no ahorra críticas al “estatismo” que, según él, campea a lo largo del mundo, comenzando por su propio país.

Todo un glosario “anarcolibertario”, al decir del presidente asumido el 10 de diciembre pasado que genera interés, e incluso adeptos, en geografías muy distantes a la argentina.

Un fenómeno político con claro impacto ideológico que, obviamente, tiene su lugar ganado en las redes sociales del mundo.

Milei ante los ojos del mundo

Desde la perspectiva de las redes sociales, Javier Milei asomó al mundo cuando, sorpresivamente, ganó las primarias de agosto de 2023.

Los medios internacionales se asombraban del resultado electoral de las PASO, tanto por el perfil particular del libertario como por la derrota que le asestaba a sus adversarios.

Entre los derrotados de las primarias presidenciales estaba, ni más ni menos, que el peronismo.

Pero también se anotaba el macrismo.

Milei lucía arrollador en las urnas.

Y prometía paliza en las elecciones generales de octubre, hecho que finalmente se dio en la segunda vuelta de noviembre.

Un fenómeno global

Sólo en agosto de 2023, mes de su batacazo electoral en las elecciones primarias argentinas, Javier Milei lograba unas 11 millones de menciones en redes sociales en un solo mes en todo el mundo.

El candidato de La Libertad Avanza sorprendía incluso al superar en presencia digital, por ejemplo, del presidente ruso, Vladimir Putin.

El líder del gigante europeo ni siquiera llegaba a las 7 millones de menciones en plataformas sociales.

Más aún, su rival bélico, Volodomir Zelenski, arañaba a las 2 millones de menciones.

Milei demostraba que, pese a ser un fenómeno político en la periferia del mundo, ya comenzaba a despertar un interés inédito más allá de su país.

Lo del entonces candidato presidencial comenzaba a tomar vuelo para incluso convertirse en uno de los tres políticos más influyentes del planeta, una vez logrado el triunfo presidencial en noviembre.

Javier Milei, en la cima digital

Noviembre de 2023 fue, sin dudas, el climax de Javier Milei tanto en lo político como en lo digital.

Las redes sociales de la Argentina y el mundo se volcaron masivamente a hablar sobre el candidato libertario, ganador del balotaje presidencial.

Con casi 26 millones de menciones en plataformas sociales, en el mes de su contundente victoria ante Sergio Massa, Milei acariciaba un récord.

Quedaba muy cerca del volumen de diálogo mundial sobre ni más ni menos que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

Ese mes, el mandatario norteamericano lograba poco menos de 31 millones de menciones en redes, por debajo de quien fue su rival presidencial y quien amenaza volver a serlo: Donald Trump.

Una suma desafiante

Si tenemos presente los seis meses de análisis, de agosto de 2023 a enero de 2024, los números para Javier Milei son más que alentadores.

El presidente argentino sumó más de 91 millones de menciones en redes sociales, sólo por debajo de Biden con 222 millones y de Trump con 323 millones.

En el mismo período, Vladimir Putin logró más de 41 millones de citas en plataformas sociales.

Volodomir Zelenski alcanzó 13 millones y medios de menciones.

Sumando ambos contendientes en guerra, las citas a ambos no llegan a superar las logradas por Milei; más aún, quedan muy abajo.

“Nadie es profeta en su tierra”

El interés que despierta Javier Milei a nivel internacional tiene su correlato en la Argentina.

Pero sobre el presidente se posa una mirada de tono crítico de sus connacionales, áspero por momentos, fruto de la crispación política que el país viene atravesando desde hace muchos años.

Es ni más ni menos que la herencia de la conocida “grieta” política vernácula.

Un campo de confrontación política, en esencia, aunque con trazos ideológicos evidentes.

El kirchnerismo y el antikirchnerismo construyeron trincheras desde donde los disparos cruzados dejaron una huella imborrable.

En este contexto, Javier Milei asumió la conducción política del país con niveles de negatividad en las redes sociales apenas menguados por su triunfo electoral de noviembre de 2023.

La negatividad por las nubes de Javier Milei

El actual presidente asumió en el cargo con una pesada herencia de clima de odio en redes sociales.

Entre agosto y septiembre del año pasado, las menciones de rechazo sobre el presidente se mantuvieron en niveles muy elevados.

Los picos fueron del orden de casi el 66% de publicaciones de sentimiento negativo sobre Milei, con una  caída brusca, pero momentánea, al 40% en noviembre pasado.

Sin embargo, entre diciembre y enero de 2024, las menciones adversas sobre el flamante presidente volverían a trepar.

Pasaron del 63,9% al 66,2%, porcentajes aún más elevados que los heredados por el jefe de Estado.

Administrando el rechazo

Para nuestros estudios que elaboramos junto a Scidata Argentina queda claro que Javier Milei es un verdadero administrador del odio online.

El presidente lidia con un clima de rechazo en las redes sociales por momentos insoportable.

Pero, a no confundirse.

Se trata de un odio alentado incluso por las propias comunidades digitales libertarias, que fogonean constantemente publicaciones cuestionando a los críticos de la gestión de gobierno.

Sin embargo, esa munición negativa lanzada por los libertarios tiene contraataques.

Y es precisamente lo que sucedió en enero.

Durante el mes pasado, el término “inflación” se vio superado por “error”, término negativo central para entender las publicaciones negativas sobre Javier Milei.

El error del que hablaron las redes sociales fue, justamente, la derrota parlamentaria del oficialismo con la llamada Ley Ómnibus.

La falta de acuerdos políticos sólidos para lograr los votos necesarios para su aprobación fueron el eje clave de las publicaciones contrarias a la gestión libertaria.

En ese contexto adverso, la semántica positiva apenas si alcanzó a tener protagonismo en el diálogo digital sobre Milei.

“Justicia”, “trabajo”, “libertad” y “acuerdo” compusieron un collage discursivo traccionado por los defensores del presidente, aunque sin fuerzas para imponerse en las redes argentinas.

Javier Milei: un liderazgo (por ahora) rotundo

En el orden local, Javier Milei goza de una centralidad política inédita.

No sólo por el resultado electoral que lo hizo presidente: el economista libertario continúa generando una especial atracción en las comunidades digitales locales en valores muy elevados.

En los últimos 6 meses, Milei sumó poco más de 29 millones de menciones en todas las redes sociales analizadas.

El número representa más del doble de publicaciones que citaron a Sergio Massa en el mismo período, es un tercio del volumen total de citas a Milei a nivel internacional.

Mucho más abajo en volúmenes de menciones aparece Mauricio Macri con casi 4 millones 700 mil, Cristina Fernández con algo menos de 2 millones 800 y Alberto Fernández con 100 mil citas menos que su exsocia política.

Si bien Javier Milei lidera con holgura las menciones políticas a los principales dirigentes argentinos, es cierto que se está registrando una merma en este fenómeno.

Desde los picos de noviembre, con un total de 7 millones 600 mil citas en plataformas digitales, el presidente cayó a la mitad en enero pasado.

Pero, a sus rivales políticos les fue mucho peor.

Por ejemplo, Massa pasó de 5 millones 220 mil menciones en octubre, mes que lo vio ganador de la primera vuelta, a apenas 380 mil en enero.

La baja representa un desmoronamiento del exministro de Economía del orden del 92%.

Una centralidad política en medio del “desierto digital”

Javier Milei ostenta un protagonismo en las redes sociales que es reflejo de su centralidad en la política argentina.

Sus desafíos constantes a la dirigencia política e incluso a la institucionalidad misma de la Argentina funcionan como combustible para alimentar dicho protagonismo.

Milei, en definitiva, muestra el juego de un presidente dispuesto a moverse entre la legitimidad y la legalidad de sus acciones políticas.

La idea de gobernar sin consensos parlamentarios es parte de esta estrategia.

El presidente blandea el sable del Poder Ejecutivo sobre las cabezas del Poder Legislativo.

Un combate político con la atenta y, por ahora, silenciosa postura del Poder Judicial, especialmente la Corte Suprema.

Milei, como decíamos, juega a construir poder legitimado en el mandato popular del 56% que logró en el balotaje del 19 de noviembre de 2023.

Y relativiza la institucionalidad del país que funciona como corsé legal para la toma de decisiones en la cima del poder político.

Este peligroso juego del presidente revela un modo de ver y de hacer política que promete alentar nuevas tensiones entre el mandatario y la dirigencia opositora.

Una apuesta de Milei que tiene como pata fundamental a la comunicación descentralizada de las redes sociales.

Después de todo, las plataformas digitales vieron nacer al fenómeno político libertario devenido en gobierno.

Las redes son un lugar de refugio y construcción política para el partido gobernante.

Y parecieran ser la mejor trinchera, por ejemplo, en caso de adversidades políticas como la derrota parlamentaria de la Ley Ómnibus.

La catarata de tuits en la red social X de parte del propio Milei y la sucesión de retuits que impulsó desde su cuenta @JMilei con 2 millones y medio de seguidores, luego de retirado el proyecto de ley, convalidaron esta estrategia de repliegue y ataque contra sus rivales.

Deja un comentario