Hoy

En las redes, Alberto Fernández gana las presidenciales con menos margen que en las PASO

No hay comentarios | Publicado el viernes 25 de octubre

La Argentina se encamina a una elección presidencial crucial, con un resultado incierto.

Si tomamos el resultado de las PASO del 11 de agosto, la duda no debiera existir.

Sin embargo, de aquel día de «paliza» electoral del Frente de Todos al oficialista Juntos por el Cambio pasaron cosas.

Una de ellas, fundamentalmente, fue la actitud militante del macrismo, reactiva ante la contundente derrota en las primarias.

Los datos procesados y analizados por Scidata a lo largo del año electoral nos permiten ver este cambio.

Las dos campañas nacionales lanzadas para apalancar la candidatura de Mauricio Macri dieron resultados dispares pero concretos.

La primera de ellas, el #24A, convocó a una movilización masiva en todo el país para el 24 de agosto.

El resultado fue un amplio despliegue de seguidores del oficialismo.

Las marchas coparon plazas de todo el país, con epicentro en el corazón de la ciudad de Buenos Aires.

Allí, la Plaza de Mayo concentró a miles de personas.

La jornada concluyó cuando el propio presidente Macri salió a saludar desde los emblemáticos balcones de la Casa Rosada.

Alberto Fernández presidenciales

La convocatoria provocó un salto en menciones de apoyo al presidente en redes sociales, del orden del 40%

En cuanto al interés político por la marcha, el salto fue del 75%.

Con picos de 58 millones de cuentas alcanzadas con publicaciones que mencionaban a Mauricio Macri (@mauriciomacri en Twitter), el interés logró superar al alcanzado por la fórmula del Frente de Todos.

Esto se dio durante alrededor de 2 semanas (del 22 de agosto al 2 de septiembre).

Para esa fecha, el kirchnerismo iba gestando la movilización callejera del #SiVosQuerés.

La convocatoria fue escencialmente reactiva ante el resultado electoral porteño que ubicó a Horacio Rodríguez Larreta por sobre el candidato del Frente de Todos, Matías Lammens.

El resultado de la movida fue más que efectivo.

#SiVosQuerés hizo crecer el interés de las redes sociales por el Frente de Todos en un 400%.

Alberto Fernández presidenciales

Cuando hablamos de interés político hacemos mención a la suma de expresiones de respaldo surgidas desde cuentas de redes sociales geolocalizadas en territorio argentino.

Por otra parte, el interés político (medido a través del social media reach de las menciones a los candidatos del kirchnerismo) creció un 72%.

Una lectura de esta disparidad es la diferencia entre las expresiones que digitalmente vierten los militantes partidarios (respaldo político) y el interés político de usuario de redes (que no publican con menciones de candidatos sino que simplemente interactuan pasivamente).

La militancia kirchnerista encontró en esa convocatoria una oportunidad a mano para de alguna manera transferir la euforia por el resultado de la PASO nacional a la siempre reticente ciudad de Buenos Aires hacia las expresiones partidarias con sello peronista.

Otro mojón clave de la campaña presidencial fue el #SíSePuede.

Fue lanzada por el propio Mauricio Macri desde su cuenta de Twitter el 17 de septiembre.

Desde que el oficialismo puso en marcha la movida política, los respaldos políticos crecieron un 90%.

Y el interés general de los usuarios de redes escribiendo desde distintos puntos del país creció más del 300%.

Aquí, la explicación es diametralmente distinta a la que desplegamos sobre la movilización del Frente de Todos en territorio porteño.

El salto significativo del interés por Juntos por el Cambio en cada movilización por el país, fue traccionado por usuarios de redes no necesariamente involucrados en la disputa electoral.

Seguramente allí está el electorado que el oficialismo quiere convencer para que se movilice el domingo 27 de octubre y le de su voto.

El rol de los debates

Luego de estas movilizaciones clásicas convocadas desde las redes sociales, llegaron los debates presidenciales del 13 y el 20 de octubre.

Ambos eventos marcaron el quiebre decisivo de la campaña digital argentina.

Tras estos, las menciones de apoyo a los candidatos del Frente de Todos crecieron más del 10%.

En paralelo, los mismos tipos de publicaciones militantes para la fórmula oficialista de Juntos por el Cambio bajaron un 20%.

En cuanto al interés político, los debates de Santa Fe y Buenos Aires casi duplicaron la atención por el binomio de los Fernández (94%) y subió un 35% para la fórmula Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto.

Los números de las redes, claramente, mostraron un escenario más favorable al Frente de Todos en detrimento de Juntos por el Cambio.

El juego (individual) de los candidatos

Más allá del rendimiento de los frente electorales, a lo largo del año electoral venimos analizando el aporte de cada candidato a su fórmula.

Los datos recolectados y analizados junto a Scidata muestran diferencias entre cada postulante de cada binomio.

Alberto Fernández presidenciales

Con subas y bajas, en la fórmula de Juntos por el Cambio tuvo un aporte de respaldos del 80% por parte de Macri y del 20% de Pichetto.

En el binomio de los Fernández, Alberto aportó un promedio del 60% de respaldos y 40% parte de Cristina de Kirchner.

Un dato interesante es que, en vísperas de las primarias del 11 de agosto, Mauricio Macri concentró los mayores respaldos dentro de la fórmula del gobierno (90%).

En la misma semana, Alberto Fernández también cedía terreno digital ante el crecimiento de Cristina Fernández (43% de respaldos aportados), el segundo pico de la serie analizada.

Indudablemente, la vieja rivalidad de la expresidenta con el actual mandatario jugó un papel clave para entender el resultado de las primarias.

Candidatos: una cuestión de imagen

Otro aspecto llamativo de esta campaña electoral es el nivel de imagen de los candidatos de los dos frente electorales con más chances de ganar las presidenciales.

Según los datos de Scidata, Mauricio Macri cosechó niveles positivo de imagen a lo largo de toda la campaña para las primarias.

Alberto Fernández presidenciales

Sin embargo, los números se negativizaron tras su derrota y solo se recuperaron en el agite de la caravana del #SíSePuede.

En el caso de Alberto Fernández, se dio un fenómeno parecido.

A lo largo de la campaña para las PASO también tuvo un diferencial favorable en su reputación digital.

Pero, ya en la semana anterior a esas elecciones los ataques contra su figura negativizaron los diálogos que lo mencionaban.

Alberto Fernández presidenciales

Recién a comienzos de septiembre, Fernández comenzaría a recuperar su imagen positiva hasta estos días.

El «gancho» con las redes

Otro campo de análisis para entender el rendimiento de los frentes electorales durante la campaña es el engagement.

Entendido como la relación entre los usuarios que recibieron publicaciones de los candidatos y el tipo de respuestas que tuvieron (likes, reenvíos y/o comentarios) los datos muestran diferencias entre la campaña para las PASO y para la general.

Alberto Fernández presidenciales

Desde el inicio de la campaña para las primarias y hasta principios de septiembre, los mejores niveles de engage fueron del Frente de Todos.

Desde entonces, en coincidencia con la activación de la campaña oficialista, Juntos por el Cambio pasó al frente pero con rendimientos apenas superiores a los del espacio de los Fernández.

Una mirada sobre lo que pueda pasar el 27 de octubre

Tomando los últimos datos de la semana compilados por Scidata entre usuarios georreferenciados en territorio argentino, el escenario electoral para las elecciones presidenciales muestran variantes con respecto a las PASO.

En primer lugar, observamos una gran disparidad en el interés de las redes por los candidatos.

Esto se puso de manifiesto a partir de los debates presidenciales, que potenciaron la visibilidad de los postulantes de menores chances electorales.

Alberto Fernández presidenciales

En ese plano de análisis, según 31.259 relevadas al jueves 24 de octubre, el Frente de Todos logra el 41,02% del interés global contra el 26,35% de Juntos por el Cambio y 11,3% para Consenso Federal.

El resto de los frentes logra niveles más alto que los alcanzados en las primarias.

Por otra parte, al medir el respaldo político de los usuarios argentinos, el binomio del kirchnerismo alcanza el 46,49% de los apoyos totales mientras que el oficialismo se queda con el 39,48%.

Tercero, también queda Consenso Federal, con el 6,62%, y mucho más atrás el Frente de Izquierda (3,44%), Frente Nos (2,4%) y el Frente Despertar, con alrededor del 1,57%.

En los tres escenarios analizados, los Fernández logran una ventaja ajustada sobre el binomio Macri-Pichetto, con márgenes mínimos que les alcanzarían para ganar en primera vuelta.

Sin embargo, queda por ver cómo se comporta el denominado voto oculto que emerge en el indicador de «interés ciudadano» (gráfico de la derecha).

Como señalábamos más arriba, en él venimos advirtiendo un reparto mucho más distribuido que en el indicador «respaldo político» (gráfico de la izquierda)

Este último, refleja el voto probable de los «convencidos» frente al «interés ciudadano» de aquellos que, aún seguros de su voto, pueden decidir algún cambio de último momento, en el cuarto oscuro.

Deja un comentario