Hoy

El malhumor de las redes condiciona el inicio de gestión de Milei

No hay comentarios | Publicado el domingo 31 de diciembre

por Diego Corbalán

Javier Milei asumió la presidencia con el enorme desafío de ordenar una economía devastada, con ahogo financiero, en un contexto político incierto.

Sin embargo, el flamante presidente también llega a la Casa Rosada con un contexto social agitado.

En las redes sociales, la negatividad no para de crecer desde septiembre pasado, traccionada por una campaña electoral virulenta y por el inicio de un gobierno absolutamente novedoso en sus propuestas e iniciativas políticas.

Un clima de malhumor social en aumento que se potenció en diciembre, último mes de 2023 que dejó la impronta de la crisis económica, la tensión política y la angustia social atravesada por acusaciones entre oficialista y opositores, en un contexto de odio mutuo.

Un contexto digital con negatividad en aumento

El presidente Milei asumió su mandato con el malhumor social en aumento en las redes sociales.

Es cierto que, durante la primera mitad de 2023, la negatividad detectada en las plataformas sociales argentinas fue mejorando progresivamente.

Sin embargo, especialmente desde septiembre en adelante recrudeció un contexto de charla social cada vez más negativo, con el malhumor como marca de época.

Las razones hay que buscarlas en el contexto de la campaña electoral.

El sorpresivo resultado de las primarias de agosto, con Javier Milei como el candidato más votado en las PASO, marcó un punto de quiebre para la discusión política online.

Rechazos en aumento

Desde septiembre de 2023, la negatividad en las redes locales trepó del 51% casi el 57%, para dar un nuevo salto a casi el 63% en octubre, el valor más alto del año.

La preocupante evolución de las menciones críticas fue en línea con un incremento de los cuestionamientos no sólo a Javier Milei.

También apuntaron contra sus rivales electorales más importantes: Sergio Massa y Patricia Bullrich.

Un rechazo que viene teniendo la particularidad de apoyarse sobre tres sentimientos puntuales: “culpa”, “tristeza” y “odio”.

Un malhumor profundo

Estos tres sentimientos que marcaron el diálogo adverso en redes sociales durante el último año tuvieron una evolución particular.

La tristeza detectada en la charla digital de los argentinos prácticamente dominó la conversación online del año terminado.

Este sentimiento, incluso, tuvo picos en agosto cuando el actual presidente se convertía en el candidato más votado y la sociedad argentina se estremecía por el sorprendente resultado.

En paralelo, el odio fue perdiendo fuerza con el contraste del incremento paulatino del sentimiento de “culpa”.

La relación entre estos sentimientos tiene una explicación.

Las acusaciones cruzadas entre oficialistas y opositores dominaron la conversación de las redes sociales durante la campaña electoral.

«La culpa es tuya»

Estos cruces potenciaron el hecho de repartirse culpas políticas y económicas de todo tipo, como señalábamos, en un contexto social de malhumor en aumento.

Como consecuencia, el odio, sentimiento que había registrado picos a finales de 2022 tras el intento de asesinato contra Cristina Kirchner, fue perdiendo fuerza, mientras “culpa” fue ganando terreno.

Es decir, la negatividad se fue potenciando en el análisis general, pero fue migrando en sus características intrínsecas.

Un fenómeno que mutó con más intensidad en diciembre, último mes de 2023.

Con Javier Milei convertido en presidente, “culpa” trepó al 9,3%, superando finalmente a “tristeza” y “odio”.

La economía, presente en las redes

Como señalábamos, el paisaje digital de las redes sociales durante 2023 fue cambiando de manera marcada, pero no sólo en cuanto a los sentimientos expresados.

Hasta principios de año, el kirchnerismo había logrado instalar en el centro de la discusión en plataformas sociales la cuestión de la justicia.

Ese tópico concentró un intenso debate agitado tras el intento de asesinato contra la exvicepresidenta, Cristina Kirchner, registrado en septiembre del año anterior.

El Frente de Todos alentaba los cuestionamientos a la justicia en general y a la Corte Suprema en particular.

Ese debate arrastraría casi toda la charla en las redes sociales argentinas.

Un año político, con intensidad en aumento

Sin embargo, el año electoral fue tomando forma una vez que pasó el verano de 2023.

Desde marzo y especialmente a partir de abril, las cuestiones ligadas al debate político pasarían al frente en la discusión digital.

Por lo menos hasta agosto, la categoría “política” se impuso al resto de las temáticas de charla de los argentinos en línea.

En paralelo, la economía también fue incrementando menciones y estimulando la reconfiguración de la discusión digital.

La economía, cada vez más central

Apenas lanzada la campaña electoral de 2023, en junio, las cuestiones económicas fueron ganando progresivamente cada vez más espacio en el diálogo argentino en las redes sociales.

Con picos en septiembre y en diciembre, la categoría cerró el año en primer lugar, con poco más del 17% de la charla de los argentinos.

En segundo lugar, quedó la ascendente categoría “Congreso” con el 15,5% (fenómeno que se explica por la centralidad que fue cobrando el Parlamento argentino ante la andanada de reformas de leyes que promueve el nuevo gobierno).

En diciembre, finalmente “política” quedó tercera con el 15,2%, “derechos” con el 10,2% y “Justicia” con el 8,4%.

El trabajo, ante todo

Durante diciembre, la cuestión del trabajo fue la principal categoría de charla dentro de los temas económicos más presentes en la conversación digital.

La categoría relacionada con el empleo concentró poco más del 39% del diálogo, “inflación” casi el 18% y “pobreza” algo más del 16%.

En cambio, “dólar” fue perdiendo fuerza en su presencia en la conversación en redes sociales.

Durante diciembre, el diálogo sobre el billete verde bajó al 12,2%, en línea con un malhumor social cada vez más marcado.

El gabinete de Milei en el mundo digital

Sobre los nombres propios del gobierno nacional asumido el 10 de diciembre, cinco figuras concentran gran parte de las menciones en redes sociales y en los medios de comunicación.

En plataformas sociales, con especial dominio de X (antes conocida como Twitter), el ministro de Economía, Luis Caputo, se queda con más del 35% de la charla sobre ministros y funcionarios más importantes que secundan a Javier Milei.

En segundo lugar, se ubica la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, con poco más del 31%.

Recién tercera, y en porcentajes mucho más bajos, aparece la vicepresidenta Victoria Villarruel con el 8%, seguida muy de cerca por el ministro del Interior, Guillermo Francos, con el 7,9%.

La lista la cierra la canciller, Diana Mondino, con algo menos del 6% de protagonismo en redes sociales.

En medios de comunicación se repite el protagonismo de los cinco funcionarios mencionados.

Luis Caputo también encabeza la lista con más del 23% de citas en medios digitales, Patricia Bullrich con casi el 18% y tercero Guillermo Francos con el 14,7%, mucho más presente en medios que en redes sociales.

La vice Victoria Villarruel baja al cuarto lugar en presencia de funcionarios en medios con menos del 8%, y Diana Mondino quinta con poco menos del 7%.

Deja un comentario