Hoy

Europa empieza a investigar la «Internet de las cosas»

No hay comentarios | Publicado el lunes 20 de julio

La comisaria europea de la Competencia, Margrethe Vestager, dio un puntapié que puede poner en problemas a los gigantes tecnológicos.

Anunció que comenzará a investigar el sector de la Internet de las Cosas (IoT)

La Comisión Europea inició una investigación para hacerse de información muy valiosa.

Quiere saber qué productos se venden mediante esta modalidad de Internet.

También quiere determinar cómo funcionan estos mercados

No es un elemento menor, además, determinar qué datos se recogen.

Asimismo, el objetivo de la investigación es saber cómo se usan los datos.

Y, especialmente, el desafío es saber cómo las compañías ganan dinero con ellos.

La Comisión pondrá especial atención en los asistentes de voz, a saber Alexa, Siri y Google Assistant.

Según la comisaria europea de la Competencia, Margrethe Vestager, la investigación quiere determinar si las empresas cometen delitos.

El objetivo es «detectar situaciones en las que las empresas pueden haber infringido las normas de competencia».

La pesquisa, además, servirá para » alimentar las iniciativas reglamentarias de la Comisión» que afectan a la IoT.

También pretenden enviar «un importante mensaje a los poderosos operadores de estos mercados de que los estamos vigilando».

El avance la IoT

Según la comisaria europea, Internet está penetrando cada vez más en los objetos que usamos día a día.

A finales de 2019 había 108 millones de dispositivos conectados.

Se estima que para 2023 haya un total de 184 millones interactuando en la Web.

Sin dudas, es un mercado millonario.

Para Margrethe Vestager, «se espera que el valor del mercado de los hogares inteligentes casi se duplique en los próximos cuatro años».

El valor llegaría a más de 27.000 millones de euros.

Esto incluye cualquier dispositivo IoT, desde relojes y pulseras hasta heladeras conectados.

En el centro de este ecosistema se encuentran los asistentes de voz, como Siri, Google Assistant o Alexa.

Para la comisaria, el potencial de estos dispositivos es increíble.

Sin embargo, hay una advertencia ante este futuro promisorio.

El mercado debe mantenerse «abierto y competitivo».

Esto es, deben reinar los «precios bajos, amplias opciones y servicios y productos innovadores».

Para la Comisión europea de la Competencia el problema es que los mercados digitales tener una «frágil» competencia.

Un problema de poder

Margrethe Vestager lanza una advertencia sobre el avance sin control de la Internet de las Cosas.

«Cuando las grandes empresas abusan de su poder, pueden empujar rápidamente los mercados más allá del punto de inflexión».

En ese escenario, la competencia se convierte en monopolio.

«Ya hemos visto eso antes. Si no actuamos a tiempo, hay un serio riesgo de que suceda de nuevo con el Internet de las Cosas», advierte la comisaria de la Competencia de Europa.

Datos, datos, datos…

El ojo de empresas y Estado está puesto en los datos.

Los asistentes de voz y, por ende, los dispositivos conectados, recogen una «gran cantidad de datos» sobre nosotros.

Según la comisaria, «existe el riesgo de que las grandes empresas puedan hacer un mal uso de los datos recogidos a través de estos dispositivos».

Así buscarían, «cimentar su posición en el mercado frente a los desafíos de la competencia».

Encuesta a empresas

La Comisión se dispone a realizar un sondeo entre las empresas.

Quiere saber cuál es la situación del mercado y que están haciendo las compañías con los dispositivos que venden y los datos que recopilan.

Serán encuestadas unas 400 empresas europeas, asiáticas y americanas, tanto grandes y pequeñas.

Según Vestager, «estamos preguntando sobre los datos – cómo se recogen, cómo se utilizan, y cómo las empresas ganan dinero con los datos que reúne».

«Y estamos preguntando sobre cómo estos productos y servicios trabajan juntos, y sobre los posibles problemas para hacerlos interoperables».